La misteriosa palabra grabada en una de las peñas de Zonzamas

 En Entrevistas, Ínsula, Noticia Principal

La respuesta a qué nos querían decir los ancestros del planeta con lo que nos han dejado dibujado y pintado, abocetado o esbozado en cuevas y formaciones rocosas alrededor del mundo siempre es digna de interesante controversia. ¿Nos los querían decir a nosotros o simplemente era señales para ellos mismos? ¿Es protoarte o simplemente un diario de lo que pasaba a su alrededor?

Creer que lo que los antiguos pueblos grabaron en piedra iba dirigido a que nosotros -justo nosotros, qué casualidad- lo estudiáramos y le diéramos significado solo puede ser reflejo de lo egocéntricos que somos como sociedad. En la última serie de televisión dirigida por la académica de la Universidad de Cambridge, Mary Beard, (‘Civilisations’ de la BBC) se intenta responder a la pregunta de cómo miramos cuando miramos a una obra de arte. Si miramos, por ejemplo, una talla de Jesucristo, ¿qué observamos? ¿A una persona? ¿a un Dios? ¿o al arte mismo?

En Canarias podemos disfrutar de estos vestigios en muchas partes del archipiélago, sobre todo los conocidos como podomorfos, cuyo significado exacto, además de la evidente apariencia de ser la interpretación aborigen de los pies, esta abierto a diversas lecturas. En la montaña de Tindaya (Fuerteventura) encontramos el mayor número de estos grabados alcanzando los 312. No obstante, en la isla de Lanzarote junto a la famosa quesera se encuentra la zona conocida como la ‘Piedra del Majo’ cuyas estructuras conforman, según el autor Sebastián Jiménez Sánchez, un tagoror. En este lugar la arqueológica, enmarcado dentro de la Zona Arqueológica de Zonzamas y declarada Bien de Interés Cultural, se puede disfrutar de 14 siluetas de pies humanos.

Los podomorfos y los grabados de tipología geométrica rectilínea son comunes en varias de las zonas arqueológicas de las islas. También se encuentran en Galicia y Portugal aunque los estudiosos afirman que los del norte de la península ibérica tienen su origen en la cultura Celta y que los canarios provienen de los bereberes del norte de África.

Las inscripciones alfabéticas, aunque menos comunes, también fueron del gusto de los aborígenes a la hora de marcar en piedra lo que les preocupaba, lo que quisieran advertir o lo que desearan dejar para la posteridad. Un estudio sobre inscripciones arqueológicas bialfabéticas de Fuerteventura y Lanzarote apunta a la vinculación de las poblaciones indígenas insulares de estas dos islas con grupos étnicos autóctonos continentales de la zona centro-oriental norteafricana, que se corresponde con el antiguo territorio del Reino de Numidia, actualmente noreste de Argelia, Túnez y noroeste de Libia. De este último país se toma el apellido ‘líbico’ para definir los alfabetos de los mahos. Hasta el siglo III d.C. éste se denomina líbico-bereber o tifinagh. A partir de esa fecha, los vestigios encontrados varían de alfabeto acercándose más al que hoy conocemos pasando a ser denominados como líbico-latino.

Si nos situamos en el propio yacimiento de Zonzamas y colocamos nuestra vista en dirección Teguise, a algo más de un kilómetro de distancia, podemos observar cuatro peñas que sobresalen de la llanura, casi siempre bañada por el jable. Una de ellas, la más cercana, guarda un trocito del pasado de los habitantes de Lanzarote. Figuras geométricas rectilíneas, una hendidura redondeada que quizás servía para mantener agua y una palabra: Sincikava.

Los expertos no se han atrevido a lanzar teorías sobre el significado de esta palabra como sí lo han hecho con algunas encontradas en la isla de Fuerteventura. ¿Qué podría significar esa inscripción de la época de los mahos al lado de figuras rectilíneas y muy cercana al Palacio del Rey Zonzamas? Si atendemos a las razones por las que un humano actual rayaría un muro de piedra podríamos creer que se puede hacer por tres motivos: para señalizar algo; para dar a conocer su nombre; o para dejar reflejo escrito de la persona a la que le debes tu amor. El guía de la visita guiada a la Zona Arqueológica de Zonzamas afirmó que lo más probable es que se trate de un nombre de persona. Sea Sincikava un lugar o un peligro, un antiguo maho o la pareja de un antiguo maho, esta inscripción grabada en una de las peñas de Zonzamas es un eslabón más que nos acerca a los antiguos moradores de la isla.

Entradas Recientes
Comments
  • Agustin Demetrio Pallarés Lasso
    Responder

    Significa SINCI, o SINSI, CAVA. “SINSI-CAVA” ISIS-CAVA, LA CUEVA DE ISIS.
    ZONZAMAS, SONS-AMA, ISIS-DIOSA, LA DIOSA ISIS

Deja un Comentario

Empiece a escribir y presione enter para buscar

X

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar